Captación

Analiza tus datos para mejorar la captación de alumnos

En esta época del año, lo más probable es que estés pasando por una de estas dos situaciones:

  • Quizás, ya hayas cumplido tus objetivos y tengas el número de alumnos que necesitas en cada curso.
  • O, por el contrario, puede que te hayan quedado plazas por cubrir, y estés realizando el último “sprint” para llenarlas.

En cualquier caso, todo el trabajo de captación que has hecho te tendrá que ayudar a planificar el curso que viene. Porque te ha aportado datos, y los datos te permiten saber con certeza qué es lo que funciona, y dónde es necesario implementar cambios o mejoras.

Si trabajas con un CRM para centros educativos, entonces ya tendrás tus variables controladas, y estarás analizando:

  • de dónde te han llegado tus candidatos,
  • en qué fase del proceso de admisiones se han caído,
  • o por qué, algunos de ellos, han escogido otro centro.

Esta es la información que necesitas, y en este artículo te explicamos cómo puedes sacarle el máximo partido.

  1. Identifica cómo te han conocido tus candidatos
  2. Cada año inviertes recursos en marketing y comunicación para captar nuevos candidatos. ¿Y si pudieras saber, exactamente, qué acciones te dan mayor retorno? Así, podrás evaluar qué tan efectivas son las campañas que haces.

    A su vez, te ayudará a saber cómo te buscan: si llegan a ti a través de Google, si te han visto en un anuncio de Facebook y han entrado a tu web o si se han basado en las recomendaciones de amigos.

    Todos estos datos te permitirán sacar conclusiones y diseñar una campaña de marketing eficiente para el próximo curso.

  3. Descubre por qué pierdes candidatos
  4. Te ha pasado: en algún punto del proceso, un candidato pierde interés o se decanta por otro centro.

    Bien, en ese momento, es fundamental que apuntes el motivo. Así, al acabar el curso, podrás saber, por ejemplo, si los candidatos se han ido por el precio de la cuota, porque han preferido un centro más cercano al hogar o porque querían otro tipo de instalaciones.

    Al identificar estos motivos, dejarás de tomar decisiones en base a tus percepciones, para empezar a decidir sobre los datos.

  5. Conoce a dónde se van los candidatos que no te escogen
  6. Esta es la siguiente pregunta que te debes hacer. Cuando ya sabes que has perdido un candidato, sabes también que se ha decidido por otro centro.

    Pues bien, necesitas, entonces, conocer cuál es esa otra opción que ha escogido.

    De esta manera, podrás identificar a dónde se está yendo mayoritariamente la gente que no te escoge, y por qué lo hace.

Chico analizando un embudo de conversión

Empieza a planificar para obtener resultados

Una vez que tienes todos estos datos ingresados en el CRM, podrás ver gráficas que te permitirán analizarlos y extraer conclusiones.

Así, tendrás la información que te ayudará a:

  • Planificar tu campaña de marketing y comunicación para el próximo curso. Podrás optimizar y potenciar las acciones que te han dado mayor resultado y hacer un uso más eficiente de tu presupuesto.
  • Implementar mejoras en el proceso de captación. Podrás valorar si hace falta, por ejemplo, hacer un seguimiento más extensivo o explicar mejor determinados atributos de la escuela.
  • Detectar problemas recurrentes y comentarlos con el equipo directivo si fuera necesario. Por ejemplo, imagínate que numerosas familias consideran que no ofreces suficientes actividades extraescolares. En ese caso, se podría comentar internamente y, quizás, implementar mejoras.

Empezar a basar tus decisiones en datos reales te ayudará a ser más eficiente, tanto en la gestión de tus recursos, como también, en la consecución de tu objetivo final: mejorar el proceso de captación de nuevos alumnos a tu escuela.