Captación

Cómo convertir a las familias de tus alumnos en preescriptores de tu centro.

Al hablar sobre el proceso de captación de nuevos alumnos, es habitual centrarse en las acciones de comunicación externas y en la gestión del proceso de seguimiento con los candidatos.

Son temas que hemos comentado en artículos anteriores: la organización de tu departamento de admisiones y la planificación de las acciones de marketing son la base que te ayudará a captar candidatos y responder a las necesidades de cada uno de ellos.

Pero, también, a la hora de decidirse por una escuela, las recomendaciones y las opiniones tienen un peso significativo para las familias. Y, aquí, los mejores prescriptores serán los padres de los alumnos que ya asisten a tu centro.

La prescripción inspira confianza a las familias de los candidatos. Y se complementa perfectamente con tus otras acciones de marketing y captación.

Mujer recomendando

Por ejemplo, imagina una familia que podría ser tu candidato ideal.

Quizás, han leído sobre tu centro en una revista, se han encontrado con vuestro perfil en Instagram, o con un anuncio online que les ha motivado a entrar a tu web. Y lo que han visto allí les ha gustado. Pero quieren tener referencias. Entonces, antes de tomar la decisión de contactarte, o bien, de formalizar la inscripción, consultarán con amigos y conocidos: “¿Conoces a alguien que vaya a este centro? ¿Qué tal les va?”.

O, también, puede que la situación se dé a la inversa. Al conversar con amigos o conocidos, esta familia escucha hablar sobre tu escuela. Y entonces busca tu web, lee tus publicaciones en redes sociales, y decide contactarte.

En cualquiera de los dos casos, la prescripción tiene un rol protagonista para que la familia del candidato te contacte, o bien, se decida por tu centro.

Entonces, además de cumplir con la premisa básica de ofrecer la experiencia de aprendizaje que has prometido durante el proceso de captación, será importante que motives la fidelización de las familias que forman parte del centro.

¿Y cómo puedes hacerlo? Por una parte, impulsando actividades que generen un sentido de pertenencia a la escuela. Fomentar las asociaciones de padres, los grupos de teatro, de música o de deportes son algunas actividades que te pueden ayudar a generar vínculos y hacer partícipes a las familias de las actividades de la escuela.

Familia feliz en el jardín

Pero, además, así como durante el proceso de captación te has dedicado a conocer las particularidades, intereses y preocupaciones de cada familia, también será importante que el centro invierta tiempo en ello una vez que los candidatos pasan a ser alumnos. (Y si has utilizado un sistema interno para organizar la información sobre cada candidato como Dinantia CRM, tendrás la ventaja de empezar con parte del trabajo ya hecho).

Conocer las individualidades de cada alumno y cada familia te ayudará a mantener un trato personalizado. Escuchar y responder a sus inquietudes hará también que las familias se sientan integradas en la escuela, y compartan naturalmente su experiencia positiva en el centro.