Educación

Fiesta de carnaval en la escuela

Se acerca el carnaval. Tienes que organizar la fiesta en la escuela. Y, otra vez más, necesitas hacer esfuerzos para captar la atención de las familias. Porque, es cierto, tienes la colaboración del AMPA. Pero, ¿qué hay de los demás padres y madres? Sabes que están ocupados, que tienen poco tiempo, y te cuesta encontrar la manera de que quieran involucrarse con la organización de las actividades del centro.

Pero esto no tiene por qué ser así

Si enfocas tu comunicación de manera tal que conecte con ellos y, sobre todo, se lo pones fácil, podrás conseguir una fiesta participativa y divertida para todos. ¿Quieres saber cómo? Aquí te damos algunas ideas para que este año, por fin, tengas la fiesta de carnaval con la que sueñas.

Lo primero: cómo enfocas tu comunicación con las familias

Antes de empezar, te proponemos que te preguntes lo siguiente: ¿estableces una conversación al comunicar? ¿O te dedicas a informar y te quedas a la espera de recibir respuesta? Para conseguir la participación de los padres, es importante que se sientan protagonistas. Porque, si perciben que la comunicación hacia ellos es unidireccional, no se sentirán motivados.

La comunicación efectiva se basa en la empatía. En saber entender al otro, ponerse en su lugar, y pensar: ¿por qué le va a interesar lo que le cuento? ¿A través de qué canal le será más fácil recibir la información? ¿Qué palabras utilizar para lograr conectar con él o ella?

Si sabes que tu receptor (es decir, las familias) tiene poco tiempo, entonces podrás pensar: ¿cómo plantear las actividades de manera que no resulten una carga para ellas? ¿Qué ideas puedes darles para ponerlo fácil? Y más aún: ¿qué parte del trabajo de organización se puede integrar en el día a día de la escuela? ¿Cómo pueden participar los niños?

Ahora sí: vamos con algunas ideas.

Máscaras y difraces para carnaval

Ideas de disfraces fáciles para los más pequeños

La creación de los disfraces suele preocupar a las familias. Habrá algunas madres que se queden hasta tarde cosiendo el disfraz, otras que lo encarguen a la abuela, y otras que, un poco preocupadas, visiten con prisas tiendas del barrio o sitios web para dar con el atuendo que les piden sus peques.

Desde la escuela, puedes intervenir para hacerlo fácil para todos. Por ejemplo:

  • Puedes pedir que los niños vayan vestidos de un color especial. A partir de ese color, se les pueden sumar atrezzos como diademas, sombreros y pelucas. ¿Cómo ves utilizar maquillaje artístico para sus caras?
  • En clase de plástica, podéis crear divertidas máscaras de animales. Los padres sólo necesitarán orientaciones sencillas para completar el disfraz.
  • Fiesta vintage. ¿Quién no guarda un abanico antiguo, una boina o un foulard que ya no usa? Los peques se divertirán y se verán de lo más graciosos vestidos con esos accesorios sacados del fondo del armario de sus casas.
  • Taller de disfraces. Escoge un día y un horario en el que las familias puedan asistir, e invítales a hacer los disfraces en la escuela, con la ayuda de las maestras. Saldrán unos disfraces originales y bonitos, y además, habréis generado una oportunidad para conversar con los padres y madres del centro.

Niños más mayores: ¿qué tal si aprenden a crear su propio disfraz?

Los niños y adolescentes tendrán sus personajes preferidos: ya sean de la saga de Harry Potter, de las crónicas de Narnia, de videojuegos o del YouTube. El carnaval puede ser una oportunidad para trabajar estos personajes: ¿cuál es su historia? ¿Por qué los admiran? ¿En qué son buenos… y en qué no tanto?

Los temas e intereses variarán en función de la edad. Por eso, se pueden establecer temáticas para los disfraces en función para cada curso, por ejemplo, el circo, la selva, los comics... Desde la escuela, les podrás dar ideas para que confeccionen su propio disfraz. Puedes proponer organizar un taller con los alumnos, o bien, incluirlo en clase de plástica.

En cuanto a la fiesta, algunas opciones de actividades son:

  • interpretaciones y bailes de los diferentes cursos,
  • concurso de disfraces,
  • desfiles y procesiones.

O también, ¿qué tal si os disfrazáis los profesores y montáis vuestra propia coreografía?

Maquillando a niña para carnaval

Plantea una actividad que entusiasme a niños y mayores por igual

Llega el día de la fiesta. ¿Y si propones una actividad en la que todos participen? Por ejemplo, los photocall suelen ser un éxito en eventos de empresa y en bodas... ¿Por qué no, también, introducirlos en las fiestas de la escuela?

Para ello, tienes diferentes opciones:

  • ¿Quieres algo sencillo? Puedes pensar en colocar una lona de colores pintada por los niños en formato vertical. Dejas una mesa con atrezzos al lado, ¡y a hacer fotos divertidas!
  • Es probable que en parques de atracciones hayas visto murales con figuras que llevan el círculo de la cara agujereada, para que los visitantes se tomen fotos y parezca que van vestidos de ese personaje. ¿Te animas a reproducir uno de estos murales para la fiesta de carnaval? Con un buen cartón y manos colaboradoras seguro que lo consigues.
  • Marco de fotos de Instagram. La red social que niños y padres están usando. Más de uno se lo pasará genial haciéndose fotos para compartir luego.

Otras opciones que suelen entretener y resultar son:

  • Maquillaje de caras para los más pequeños (o no tan pequeños)
  • Cuentacuentos: ¿tienes padres que se animen a relatar historias e interpretar personajes?
  • Un saco con accesorios para probarse y jugar al ritmo de la música.

Escojas las actividades que escojas, para tener participación de las familias es importante que les invites a la fiesta con antelación, y que la hagas en un horario en el que la mayor parte de ellos pueda asistir.

Si sigues las premisas de ponerte en el lugar de los padres, hacerlo fácil para ellos, y proponer una o dos ideas diferentes, tienes muchos números de conseguir esa fiesta de carnaval que te imaginas.


Compartir