Educación

Cómo fomentar la participación de las familias en las actividades de la escuela

La implicación de los padres con el centro educativo al que envían a sus hijos es fundamental para su formación. Cuando los niños ven que en su casa hay una buena relación con el colegio, que están al corriente de las actividades que se realizan y que participan en algunas de ellas, entonces su rendimiento mejora. Entienden que, para sus padres, lo que se realiza en la escuela es importante. Y, en consecuencia, para ellos también lo es.

Sin embargo, la realidad es que son muchas las familias que no se involucran en las actividades de la escuela, así como, también, son muchos los colegios que se preguntan cómo pueden fomentar su participación.

La falta de tiempo es una realidad: entre el trabajo, la casa, las obligaciones… A veces, hay familias que no pueden implicarse tanto como quisieran. Si quieres saber más sobre los motivos por los que las familias no se implican, te dejamos este artículo de nuestro colaborador Óscar González para que le eches un vistazo.

Pero, también, muchas veces sucede que la información no acaba de llegar a los padres: el papel con la notificación se pierde, el niño se olvida (lo que es totalmente normal, especialmente cuando son muy pequeños) y así, la madre o el padre nunca se entera de que el colegio tenía algo para comunicarles.

Para estar al tanto de lo que sucede, algunos padres acaban formando grupos de WhatsApp. Pero, al haber tantas personas en estos grupos, a veces, quien entra al final del día a leer qué ha sucedido se acaba perdiendo entre cientos de mensajes, y no llega a la información importante. Y, lo que acaba sucediendo, muchas veces, es que las familias no participan porque no terminan de estar al tanto de lo que se hace, o bien, de lo que se necesita de ellos.

Entonces, ¿qué se puede hacer para fomentar su participación?

Padres participando en actividades escolares

La clave para conseguir más implicación está en una comunicación efectiva

Es decir, en lograr una comunicación sin interferencias. Una comunicación en la que el mensaje llegue a los padres. Y una comunicación con contenidos efectivos, que incluyan toda la información que las familias necesitan para tomar la acción que se requiere de ellas. Si te preguntas cómo plantear la comunicación de tu centro de manera que sea efectiva, aquí te dejamos cuatro elementos para empezar a construirla.

  1. El mensaje
  2. Lo primero será construir mensajes claros y sencillos, con un objetivo definido. Por ejemplo, para comunicar una actividad, las familias necesitarán información sobre:

    • en qué consiste,
    • cuándo se realizará,
    • quién participará,
    • y dónde tendrá lugar.
  3. Motivar la acción
  4. Si necesitas que respondan, confirmen o bien, participen, entonces deberías incluir una llamada a la acción clara, con un espacio para dar una respuesta corta:

    • SÍ - NO
    • Fecha - Hora…
    • U otras opciones específicas a escoger.
  5. Personalizar el envío de información
  6. Lo ideal será que estas notificaciones lleguen a cada padre o madre, de forma directa e individual. A su teléfono móvil o email. Y que ellos, también, puedan responder de esta manera.

  7. Comunicar la finalidad
  8. Ahora, si quieres empezar a conectar más con las familias, para motivarlos a que formen parte de las actividades en las que necesitas mayor participación (talleres especiales, organización de fiestas, salidas conjuntas…) será interesante que, además, comuniques su finalidad.

    • ¿Qué aprenderán los niños con esta actividad?
    • ¿Por qué es importante?
    • ¿Qué objetivos tiene?

No hace falta que añadas gran cantidad de texto. Al contrario, intenta resumir la finalidad en una o dos líneas. Te llevará poco tiempo, y ayudará a los padres a ver los beneficios que tiene su participación para sus hijos. Y, si entienden los beneficios, si ven la finalidad que hay más allá, quizás, puedan hacerse un hueco, y dedicar parte de su tiempo para participar.


Compartir