Captación

Mejora la captación de alumnos mediante la escucha activa

Si lideras el proceso de admisiones, es muy probable que también estés pendiente del marketing de la escuela. La forma en que comunicáis vuestro proyecto formativo y las actividades que realizáis en el centro ayuda a construir la imagen que el público exterior se crea de la escuela. Y esto determina, en gran parte, que las familias de la zona se interesen por vosotros al tener hijos en edad escolar. Así es como os contactan y, para conoceros mejor, concertáis una entrevista.

La clave para comunicar de forma efectiva está en escuchar a los candidatos

Antes de recibir a los padres de un nuevo candidato, seguramente tienes en tu despacho folletos informativos sobre la escuela, que explican, entre otras cosas, vuestro proyecto formativo, las actividades que realizáis, y las extraescolares a las que vuestros alumnos se pueden apuntar. Al empezar la entrevista, tienes claros vuestros mensajes, la historia de la escuela y los valores que quieres transmitir.

Porque sabes que este encuentro es una oportunidad para que presentes la escuela, para que os conozcáis con los padres del candidato, y para que podáis ver si compartís la misma visión sobre la educación de los niños.

Pero, también, es momento de escuchar, y de prestar atención a las particularidades de cada familia. ¿Se han interesado en la música? ¿Les ha llamado la atención el campeonato deportivo que organizáis los sábados? ¿Se han quedado pensando en vuestra forma de dar clases de matemáticas a los más pequeños? En la entrevista podrás conocer cuáles son las necesidades e intereses de cada familia, qué aspectos de la escuela les gustan más y cuáles les han generado dudas.

En resumen, obtendrás información clave, que te ayudará a continuar la conversación una vez que os hayáis despedido.

Pareja en una entrevista de la escuela

Porque, después de la entrevista, empieza la comunicación personalizada

Hasta este momento, el proceso ha sido el estándar y habitual. La familia había llamado a la escuela para pedir información. Estaba interesada, se concertó una cita, y tuvisteis la reunión.

Ahora, para continuar la conversación y que la familia mantenga el interés, es importante empezar a personalizar. Quizás pienses que esto es trabajo extra. Pero, en realidad, es todo lo contrario.

Al sistematizar los procesos de seguimiento, e integrar información clave sobre los intereses de los padres, podrás organizarte con tu equipo para enviar a cada familia la información que le resultará más atractiva.

Por ejemplo, si en la entrevista una familia comenta que le interesa la música, puedes invitarles a un concierto que se organiza en la escuela, o proponerles que visiten las extraescolares donde se enseña a tocar instrumentos. Y esto lo puedes hacer con solo personalizar los emails de seguimiento, y crear listas en función de categorías e intereses. De esta manera, la comunicación que seguirá a la entrevista será cercana y personalizada.

Y, por eso, más efectiva.

Porque la escuela tiene muchos valores añadidos, sí. Sin embargo, cada familia se centrará en algunos aspectos puntuales: en los que mejor conecten con su historia, sus preferencias y sus emociones.

Concluyendo, si te centras en los intereses que mejor encajan con cada familia, te será más fácil conectar con ellos. Y lograr, así, nuevas inscripciones.